Alergia y conducción: 6 consejos de la DGT para que puedas conducir
12/03/2020 11:30:00

Queremos, como cada semana, que estés al día en cuanto a todo lo relacionado con la seguridad vial y normas de tráfico, así que, esta vez, te traemos seis consejos para que puedas conducir, aunque sufras alergia. .

Si eres uno de esos conductores a los que la primavera la sangre realmente altera, seguro que sabes que las alergias más habituales en nuestro país son las ambientales, sobre todo aquellas que son producidas por el polen.

Si los síntomas de tu alergia son muy molestos, es habitual que sientas irritación de ojos, congestión nasal, picores en la piel, estornudos, picor de garganta, problemas respiratorios, etc., molestias que, sin duda, afectan a la conducción.

¿Cómo afecta la alergia a la conducción?

Hay estudios que alertan de que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico aumenta en un 30% con conductores alérgicos.

La Dirección General de Tráfico también nos informa de que estornudar durante cinco segundos seguidos mientras se conduce a 90 kilómetros por hora implica dejar de prestar atención a la carretera durante más de 125 metros.

Por otro lado, una crisis de estornudos va asociada normalmente a lagrimeo de ojos, por lo que, en caso de circular a 100 km/h, la distancia recorrida sin mirar a la carretera puede alcanzar los 140 metros, y, si el tiempo estornudando se mantiene durante diez segundos, la distancia se duplica.

6 consejos esenciales para conducir de forma segura si eres una persona alérgica

  1. Nunca auto medicarse: si empiezas a notar los síntomas antes comentados, acude al médico y coméntale que te recete algún medicamento y adviértele que debes conducir.
  2. Si tu coche no tiene filtros HEPA, cómpralos: Si no puedes comprarlos, entonces no acciones el aire acondicionado ni bajes las ventanillas. Así evitarás que entre más polen y, por lo tanto, un ataque alérgico al volante.
  3. Conduce con gafas de sol: Protegen los ojos de alérgenos, reduciendo el lagrimeo constante y el picor.
  4. Evita conducir por zonas húmedas y al amanecer: que es donde normalmente se acumula mayor concentración de pólenes.
  5. Mantén tu coche limpio: La limpieza semanal de tu coche puede prevenir los ataques de alergia puesto que se eliminan los ácaros del vehículo tanto interna como externamente.
  6. No bebas ningún tipo de bebida alcohólica si estás en tratamiento: No sólo podrías superar la tasa de alcoholemia permitida y tener una sanción por ello sino que, al mismo tiempo, podrías potenciar el efecto de somnolencia de los medicamentos relacionados con las alergias.

Desde doppo, por la seguridad de todos, te animamos a que sigas estos consejos desde ahora mismo, de esta manera conseguirás minimizar los síntomas de tu alergia mientras conduces.

Si quieres estar al día de todas las novedades referentes a la seguridad vial y la conducción, no dejes de seguirnos en Instagram y Facebook.

Go back